Tag Archives: renta básica universal

Robotización, renta básica universal y criptomonedas

En los próximos 10 años veremos una sustitución masiva de mano de obra humana por robots.

Un fantasma recorre el primer mundo: el fantasma de la mecanización masiva del trabajo. La sustitución intensiva de mano de obra humana por robots, ya no sólo afecta a la industria, sino también al sector terciario o de servicios. Se avecina un cambio de paradigma de enormes proporciones que amenaza con generar una gran masa de población activa con pocas posibilidades, o ninguna, de volver a trabajar.

No es especulación. No es un relato sobre un futuro distópico. Este futuro ya es presente. Este fenómeno está ocurriendo tanto en Europa como en China, Japón y Estados Unidos. Empresas como Walmart están prescindiendo de sus contables para sustituirlos por robots, que hacen su trabajo, guste o no, de manera mucho más eficaz y rápida. El Trading de alta frecuencia se impone en las principales bolsas, en Francia ya vemos hoteles totalmente automatizados sin apenas presencia de trabajadores humanos, en las fábricas ya hace décadas que las personas cedieron el trabajo a las máquinas…

El avance es exponencial. La tecnología avanzará más los próximos 10 años que durante los dos siglos precedentes. Todo trabajo que eventualmente pueda traducirse a algoritmos, tiene las horas contadas. Es así de crudo.

Renta básica universal

En este contexto, la cuestión de la renta básica universal está cada vez más presente en los ensayos, artículos y discursos de economistas, periodistas y políticos de diferentes tendencias.

En este artículo, de manera escueta, pretendo lanzar una idea para ayudar a solucionar este asunto candente que en el próximo lustro adquirirá una gran repercusión social.

renta básica universal

A raiz de este inminente cambio de paradigma, estan saliendo cada vez más voces abogando por una renta básica universal, que  es una forma de sistema de seguridad social​ por la que todos los ciudadanos o residentes de un país recibirían regularmente una suma de dinero sin condiciones, ya sea desde un gobierno o alguna otra institución pública, además de cualquier ingreso recibido de otros lugares. La recibiría todo miembro de pleno derecho o residente de la sociedad incluso si no quiere trabajar de forma remunerada, sin tomar en consideración si es rico o pobre o, dicho de otra forma, independientemente de cuáles puedan ser las otras posibles fuentes de renta, y sin importar con quién conviva.

No pocos han puesto sobre el tapete la posibilidad de que los robots (tanto los industriales como los que hacen tareas del sector servicios) cotizen en la seguridad social para sostener a los humanos, damnificados de esta misma tecnología. La idea me parece bien. Pero… ¿cómo implementarla para que realmente redunda en un beneficio social?

¿Cómo lograr que los robots generen ingresos pasivos para los humanos?

Inspirada por el GAS de la criptomoneda NEO, lanzo mi humilde propuesta desde el mundo del Blockchain (o cadena de bloques). Procuraré ser breve (más adelante ofreceré un estudio más técnico y pormenorizado).

Esta propuesta sirve al propósito de mantener el estado del bienestar, por un lado, y de desplegar un sistema automático de renta básica universal en un contexto en que mucha gente va a perder su trabajo, por otro.

Parto de una visión escéptica respecto a la responsabilidad social de las empresas. Pero una cosa es cierta, precisamente la que hace este sistema viable: las empresas necesitaran colocar su producción a usuarios humanos, por lo tanto, querrán que tengan las necesidades básicas cubiertas y, luego, poder adquisitivo para comprar sus bienes y servicios. Por eso, incluso por puro egoismo, les interesará.

 

¿Qué es el GAS de NEO?

GAS es el subproducto de una criptomoneda llamada NEO, y se obtiene de manera marginal o pasiva simplemente por el hecho de poseer NEO. Es decir, cada X tiempo cobras GAS, por el mero hecho de tener la criptomoneda NEO en tu bolsillo.

No es mi intención aquí entrar en tecnicismos sobre blockchain ni sobre la red NEO. Simplemente hay que entender que, por el simple hecho de tener NEO, vas obteniendo un subproducto de esta moneda llamada GAS, con la que puedes realizar compras de bienes y servicios.

Imaginaros que remuneramos al robot con una moneda tipo NEO generadora de GAS. Después vinculamos una cuenta a cada humano para que vaya cobrando GAS (o subproducto del trabajo del robot) de manera periódica y pasiva. Con GAS, subproducto de la moneda con la que cobra el robot por su trabajo y que va a parar al monedero del humano, éste podría seguir comprando bienes y servicios.

Quien quiera o pueda trabajar, podría ver aumentado su poder adquisitivo, pero cada ciudadano, además de tener sus necesidades básicas cubiertas, pasaría a cubrir también la oferta de productos y servicios de las empresas que emplean robots. Éstas cobrarían en GAS, que en un exchange podrían convertir en la criptomoneda con la cual remunerar a los robots, con cuyo trabajo seguirían generando GAS para los humanos…

Así, matamos tres pájaros de un tiro: Una parte de las criptomonedas “ganadas” por el robot se destinaría a mantenimiento y actualizaciones (tanto de hardware como de software) y otra parte a los costos sociales. Por su lado, el subproducto GAS  -generado automáticamente- mantendría el sistema de renta básica universal de manera automática.

Como podéis imaginar, todo ello pasa por una nueva concepción de la naturaleza del dinero, vinculada ahora a la productividad del robot y al bienestar social. También implica que las pensiones de jubilación, de hecho, dejan de ser necesarias, ya que el robot no dejará de producir -y por tanto generar GAS en la cartera de las personas- durante toda la vida de los humanos.

 

Paralelamente a todo ello, deberían existir normativas estrictas de obligado cumplimiento respecto a medidas medioambientales, seguridad, controles, etc, pero que no forman parte del objeto de este artículo.

traductor financiero

Enlaces recomendados

Wörgl: the miracle of a local currency