Tag Archives: paraísos fiscales

Secreto Bancario. El gran Jordi Évole entrevista al íntegro Rudolph Elmer

Bank secrecy (or bank privacy) is a legal principle in some jurisdictions under which banks are not allowed to provide to authorities personal and account information about their customers unless certain conditions apply (for example, a criminal complaint has been filed[1]). In some cases, additional privacy is provided to beneficial owners through the use of numbered bank accounts or otherwise. Bank secrecy is prevalent in certain countries such as Switzerland, Lebanon, Singapore and Luxembourg, as well as offshore banks and other tax havens under voluntary or statutory privacy provisions.

El secreto bancario consiste en la protección que los bancos e instituciones financieras deben otorgar a la información relativa a los depósitos y captaciones de cualquier naturaleza, que reciban de sus clientes. Se entiende que esta información es parte de la privacidad de los clientes del sistema financiero. Si no existiera esta norma, cualquier persona podría solicitar en un banco, por ejemplo, información sobre los movimientos de las cuentas de una persona.
Algunos gobiernos consideran el secreto bancario como uno de los instrumentos principales del mercado negro y del crimen organizado. Por contra, otros gobiernos lo equiparan al secreto médico, e instan al Estado a respetar absolutamente esa esfera privada.1
En España, el secreto bancario no estuvo propiamente regulado hasta la ley de 22 de noviembre de 2002, en la disposición adicional 17º, aunque antes de estar regulado se apoyaba este deber de secreto bancario en lo expuesto en el Art. 1248 del Código Civil, que quedó derogado por la Ley de enjuiciamiento civil (LO 1/2000 de 7 de enero).

Fuente: wikipedia

La gran paradoja de los paraísos fiscales

Se calcula que en total, las corporaciones de los EE.UU. tienen más de un billón de dólares escondidos en paraísos fiscales como por ejemplo las Bermudas. Este dinero no lo pueden hacer llegar a los accionistas, ya que tendría que pasar por la empresa matriz en los EE.UU. Las acciones de estas empresas están muy sobrevaloradas, porque si algún día el valor llegara al accionista, tendrían que pagar una cantidad de impuestos muy considerable, y ello disminuiría su precio.  Así pues, el mercado presenta distorsiones.

La gran paradoja es que, puesto que las corporaciones tienen que hacer algo con este dinero, lo prestan a los gobiernos para que paguen sus déficits. Es decir, que curiosamente los paraísos fiscales consolidan los déficits de los gobiernos que no pueden recaudar suficiente líquido en forma de impuestos de estas empresas porque lo esconden en paraísos fiscales, de modo que todo este surrealista sistema continúe funcionando. Ello constituye una seria amenaza para las democracias occidentales.

Formación