Tag Archives: el minotauro global

Varoufakis: el minotauro global

EL MINOTAURO GLOBAL

YANIS VAROUFAKIS

La presente obra de Yanis Varoufakis, catedrático de economía -tan venerado en su país natal como detestado por algunos de los poderes fácticos en el seno de algunas de las más relevantes instituciones de la Unión Europea- y ex Ministro de Finanzas griego, expone las razones del llamado crash del 2008. Éste, como otros grandes procesos económicos, echa sus raíces en una forma de enfocar los asuntos económicos y financieros en la que se entremezclan intereses políticos de diversa índole, así como  tramas especulativas a escala internacional como reflejo de lo que el autor de “El Minotauro Global” define bajo el epígrafe de financiarización del mundo.

El catedrático de teoría económica desmonta la creencia de que la globalización, financiarización, y la regulación ineficaz de los bancos fueron las causas de la crisis económica global. Más bien, son manifestaciones de un malestar que se remonta a  la época en que nació el «Minotauro global», los años setenta. Varofakis hace una analogía con el mito del minotauro: los atenienses debían mantener un flujo constante de tributos a la bestia, del mismo modo que los países excedentarios  enviaban sumas astronómicas de capital a Wall Street, financiando así los déficits gemelos estadounidenses. Tal era el sistema de reciclaje de los excedentes. Así, la economía mundial se erigió sobre la base del minotauro global hasta 2008.

Y de tales polvos, tales lodos: la crisis actual en Europa, el combate entre austeridad o estímulos fiscales como los de EE.UU., y la guerra fría entre las autoridades chinas y el gobierno de Obama sobre los tipos de cambio son, a ojos del autor, claras señales de un minotauro agonizante.

El greco-australiano pone de relieve  que exite una opción para salir de la crisis, y la expone muy asertivamente en el capítulo titulado ¿Por qué titubea Europa cuando la crisis podría resolverse sencilla y rápidamente? Una explicación que, como mínimo, no deja indiferente.

Minotauros Myron NAMA 1664 n1.jpg

Según el autor, el desaguisado económico en el que está sumido nuestro mundo se funda, en muy buena medida, en la financiarización de nuestras sociedades, la cual ha sido abanderada -especialmente desde los años setenta del siglo pasado- por los Estados Unidos de América, cuya economía se podría homologar, por su fuerza y vigorosidad, a la vida de un obcecado Minotauro de dimensiones descomunales. El Plan Marshall implementado tras la Segunda Guerra Mundia, abrirá la puerta a la reconstrucción de Europa y sentará las bases de la posterior evolución de la economía mundial; el diseño del Plan Global -que se empieza a elaborar en la Conferencia de Bretton Woods, en el año 1944- permitirá a los EUA hacer frente a sus propios déficits gemelos -comercial y presupuestario- y liderar, sin oposición durante muchos años, la economía global.
 

El diseño del sistema monetario pone en funcionamiento un plan de fortalecimiento de mercados devastados tras la guerra como el alemán o el japonés. Éstos tendrán la ingente tarea, asignada, de forma más o menos velada, por el poderoso Minotauro, de financiar los referidos déficits, apoyándose en el ímpetu fabril (establecimiento de centros productivos potentes en esos mercados en proceso de rehabilitación) y transferencias de capital de cuantía astronómica para alimentar a la bestia. Así, se acabará fomentando, sin capacidad de objeción alguna por parte de los países rehabilitados, un sistema descompensado de especulación internacional tout court fundamentado en el desarrollo de instrumentos financieros complejos y de enorme artificialidad, orientados a la ejecución de operaciones con lo que Vaoroufakis llama dinero tóxico.

Varoufakis, catedrático de teoría económica, ex ministro de finanzas del gobierno de Alexis Tsipras, y ex profesor de la Universidad de Cambridge no es sólo un fenómeno mediático. Es un economista lúcido, asertivo y que quizás, más que un problema (como lo ven algunos) forme parte de la solución.

El libro, con más de 300 páginas, es de lectura ágil, ya que el estilo es más divulgativo que técnico y los capítulos son breves y concisos.

En cuanto a la traducción, un aspecto llama la atención desde la primera página: en el original, el autor emplea diversas estrategias de lenguaje inclusivo, entre otras, el femenino genérico (que no está muy extendido en el entorno hispano), y al principio puede producir cierta extrañeza. Los traductores Carlos Valdés y Velia Recarey explican que lo mantienen ya que les ha parecido importante reflejarlo por la carga ideológica que transmite. Me parece acertado.

 

Otros libros de Yanis Varoufakis

 

Por Juan Alarcón y Marcel Solé

Financial Translator