debt

A favor de la reestructuración de la deuda

Daily Tip: Reestructuración de la deuda – Debt restructuring

Hoy hablaremos de un tema que parece ser tabú pero que tarde o temprano deberemos afrontar: ¿Hay que pagar toda la deuda española y sumir a la zona euro y a sus ciudadanos en un estancamiento sin fin o nos decidimos a ser valientes y la reestructuramos? En este artículo vamos a hablar del tema.

Reestructurar o ahogarse

Hay que decirlo alto y claro: la deuda pública y privada de España es, simplemente, insostenible…  Y sigue creciendo. Ya va siendo hora de coger el toro por los cuernos y dejar de esconder el problema bajo la alfombra.

Pero que no cunda el pánico. La reestructuración de la deuda es algo que se ha hecho más de 600 veces en el último siglo. Tampoco es un concepto necesariamente de izquierdas. Por ejemplo, EEUU la utilizó a su favor en 2003 (administración Bush) tras la toma de Irak para no contraer las elevadas deudas (considerada entonces “deuda odiosa”, véase abajo) que el país tenía con Francia y Alemania. En 1952 el 50% de la deuda alemana fue condonada por los países europeos. Era necesario que Alemania pudiera prosperar económicamente y no se quedara sumida en la miseria y en la deuda.

Es cierto que es un proceso que entraña riesgos: hoy en día la economía y las finanzas están muy interrelacionadas, y un fondo de pensiones puede tener parte de su capital invertido en deuda pública española, con lo que habría que calibrar muy bien las consecuencias de dicha reestructuración, aunque siempre pensando en el bien común, que al fin y al cabo beneficia a todos.

¿Pero es deuda legítima u “odiosa”?

La deuda odiosa consiste en alegar el impago de la deuda externa -o de parte de ella- de un país ya que ha sido pactada a mala fe y en contra de los intereses públicos.

Aquí deberíamos auditar la deuda de nuestro país y, con criterios objetivos, decidir si es una deuda legítima o si “hay gato encerrado” o elementos opacos. Entonces sentarse con los acreedores, y hablar. Al fin y al cabo, Europa necesita que España tenga una economía sana. También, la primera obligación de todo buen representante político, debería ser velar por el bienestar de los ciudadanos.

No es una idea extremista. Es muy sensata teniendo en cuenta las circunstancias. Incluso Wolfgang Münchau, periodista de referencia del Financial Times, ha sorprendido a todos con un artículo defendiendo dicha reestructuración. Recomiendo encarecidamente su lectura. Aquí tenéis el enlace:

Artículo de Wolfgang Münchau en Financial Times

Glossary

Reestructuración de la deuda: Debt restructuring Deuda odiosa:  Odious debt  Condonar la deuda:  Cancel the debt  Deuda externa: External debt,  Foreign debt  Impago: Default  Acreedor:  creditor

By Financial translator

Add Comment Register



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *